Polo Estudio

Casa Luca

Localización: Bilbao

Área: 120m²

Fecha: 2020

Fotografía: Erlantz Biderbost

Carpintería: Gaiur (Bilbao)

Mobiliario de cocina: Leicht Kuechen y Marina Cocinas (Bilbao)

Iluminación: Luz Bilbao

Para empezar a hablar de la Casa Luca, hay que dirigirse a la cocina. Además de ser el lugar por excelencia de reunión casual de familia y amigos, la cocina de esta casa es un lugar de trabajo creativo, de experimentación, disfrute y evasión. Así nos lo contaban quienes ahora la habitan. Sobre la encimera, a través de ciertos métodos, elaboraciones, ingredientes, especias o aromas, hay unos mecanismos que se ponen en marcha: puede ser inspiración para transgredir una norma o para transportar los sentidos al lugar de un viaje reciente o futuro.

 

Creemos que la arquitectura debe acompañar todo eso, con el tratamiento del espacio, la luz y los materiales. Entre estos últimos, destaca absolutamente la piedra natural, un granito veteado que construye la encimera de trabajo, que refleja parcialmente la luz, de una manera mágica y proporciona un telón de fondo espectacular. El mobiliario es mate, acabado con un lacado especial, suave y duradero.

Cocina Casa Luca Polo Estudio
Cocina Casa Luca Polo Estudio

El el plano vertical, los espacios principales se estructuran con paños de madera de roble, tratada con barniz mate y colocada con veta vertical para enfatizar sus proporciones y contribuir al tratamiento de planos continuos con este material. Las puertas de paso siguen esta misma lógica, son de roble natural y continuas de suelo a techo, de modo que cuando están abiertas desaparecen y el espacio entre estancias fluye sin impedimento. Las únicas puertas que no son de madera son de hierro, correderas y acristaladas, una solución ya clásica para resolver la relación entre cocina y comedor, entre cocina y resto de la casa. El comedor se sitúa en un lugar privilegiado, junto al mayor ventanal de la vivienda, recibiendo luz natural que propicia la calidad de este lugar de reuniones.

Seguimos hacia espacios más íntimos como el cuarto de baño principal. Este se plantea como dos espacios y uno intermedio, con el lavabo, situado en paso hacia el vestidor y la habitación. Aquí, la elección de materiales es más personal, casi caprichosa. Continúan, sin embargo, los signos de identidad del resto de la casa, puertas de roble natural de suelo a techo, manillas negro mate y esos interruptores tan característicos. La ducha es un espacio separado, totalmente revestido en cerámica oscura con vetas luminosas, creando un efecto de cueva iluminada y ventilada  por un pequeño hueco en lo alto, todo en sintonía con la atmósfera de ritual y relajación que se busca para este espacio.

Localización: Bilbao

Área: 120m²

Fecha: 2020

Fotografía: Erlantz Biderbost

Carpintería: Gaiur (Bilbao)

Mobiliario de cocina: Leicht Kuechen y Marina Cocinas (Bilbao)

Iluminación: Luz Bilbao

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Al continuar navegando consideramos que aceptas su instalación. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra
(+ info)